Antología de antologías

Fernández Moreno, Baldomero

Oué cosa del mundo y de la vida no registró este argentino sin gular? 2Qué no vistió de poesía? A su paso, calles, casas, árbo les, ríos, cielos, mujeres, hombres, celebridades, seres humildes iban convirtiéndose en materia poética, Quién, como él, pudo contar gue en un edificio de una de las arterias principales de Buenos Airesla avenida Pueyrredónhabía setenta balcones y ninguna flor? Serenta balcones hay en esta casa, setenta balcones y ninguna flor,. A sus habitantes, Señor, qué les pasar? 2Odian el perfume, odian el color? Aun hoy, en la Avenida de Mayo de la gran urbe porteña, abre SuS puertas, el viejo caté Tortoni, señorial y sedante, cita en otras épocas de escritores y artistas, de ruidosas tertulias. Baldo mero recnández Moreno le canta como ninguno, como canta a los barrios, a la famosa calle Florida, corazón de la ciudad. Quien desee conocer intimamente, a través de una poesía sencilla, de extraordinario poder pictórico, de rara y tresca emotividad, el Buenos Aires de la primera mitad del siglo, no puede prescindir de uno de sus vates mayores De Baldomero Fernández Moreno 18861950 cabe decir que nada de su patria y de las otras tierras que visitó, fue extrano a su potencia lirica. Esta selección lo atestigua sobradamente

Categoría:

Sinopsis de Antología de antologías

Oué cosa del mundo y de la vida no registró este argentino sin gular? 2Qué no vistió de poesía? A su paso, calles, casas, árbo les, ríos, cielos, mujeres, hombres, celebridades, seres humildes iban convirtiéndose en materia poética, Quién, como él, pudo contar gue en un edificio de una de las arterias principales de Buenos Airesla avenida Pueyrredónhabía setenta balcones y ninguna flor? Serenta balcones hay en esta casa, setenta balcones y ninguna flor,. A sus habitantes, Señor, qué les pasar? 2Odian el perfume, odian el color? Aun hoy, en la Avenida de Mayo de la gran urbe porteña, abre SuS puertas, el viejo caté Tortoni, señorial y sedante, cita en otras épocas de escritores y artistas, de ruidosas tertulias. Baldo mero recnández Moreno le canta como ninguno, como canta a los barrios, a la famosa calle Florida, corazón de la ciudad. Quien desee conocer intimamente, a través de una poesía sencilla, de extraordinario poder pictórico, de rara y tresca emotividad, el Buenos Aires de la primera mitad del siglo, no puede prescindir de uno de sus vates mayores De Baldomero Fernández Moreno 18861950 cabe decir que nada de su patria y de las otras tierras que visitó, fue extrano a su potencia lirica. Esta selección lo atestigua sobradamente

Antología de antologías

Autor Fernández Moreno, Baldomero
Portada Ver portada
Editorial Casa De Las Américas
Año 1984
Idioma español
País Argentina

Información adicional

Peso 274 g