Chau Pinela

Andradi, Esther

Hallas tu yo de narradora, narradora de perversión y absurdo, entre surrealista…y delirante, pero sin embargo tan, tan verdadera. Esas confesiones femeninas son realmente andróginas, y tan desgarradas…lntenta someter estos relatos a algiun editor o envialos a algún concurso, pero no te ilusiono: Es una Literatura para quienes buscamos el tercer sentido, a veces el CiLatro.. (Helena Araujo, Lausanne, 1985) Hace dos domingos leí tu Chau Pinela por enésima vez, por que no queria morirme. Sabía que el momento iba a pasar. Y Cs asi como salió un gusanito con 39 pies y dos muletas, bien arrugadito, con nariz redonda y mofletuda. Pero empírico el desgraciado: le tuve que comprar una correa de ésas para pasear peritos porque se me disparaba como un cohete… (Alejandra Maass, Lima 1987) «Hace tiempo que sé que el perodismo expresa apenas una franja de mi territorio interno que busca decir. Sin embargo, fue necesario un «exilio del lenguaje» y sobre todo una convalescencia en el hospital pOrque mi aparato reproductor estaba en peligro0, para que me atreviese a trasponer los límites. Y supe que si no lo hacia, esta necesidad reprimida de decir iba a terminar por extrangularme hasta las trompas de Falo opio.. (Esther Andradi, Berln, 1986)

Categoría:

Sinopsis de Chau Pinela

Hallas tu yo de narradora, narradora de perversión y absurdo, entre surrealista...y delirante, pero sin embargo tan, tan verdadera. Esas confesiones femeninas son realmente andróginas, y tan desgarradas...lntenta someter estos relatos a algiun editor o envialos a algún concurso, pero no te ilusiono: Es una Literatura para quienes buscamos el tercer sentido, a veces el CiLatro.. (Helena Araujo, Lausanne, 1985) Hace dos domingos leí tu Chau Pinela por enésima vez, por que no queria morirme. Sabía que el momento iba a pasar. Y Cs asi como salió un gusanito con 39 pies y dos muletas, bien arrugadito, con nariz redonda y mofletuda. Pero empírico el desgraciado: le tuve que comprar una correa de ésas para pasear peritos porque se me disparaba como un cohete... (Alejandra Maass, Lima 1987) "Hace tiempo que sé que el perodismo expresa apenas una franja de mi territorio interno que busca decir. Sin embargo, fue necesario un "exilio del lenguaje" y sobre todo una convalescencia en el hospital pOrque mi aparato reproductor estaba en peligro0, para que me atreviese a trasponer los límites. Y supe que si no lo hacia, esta necesidad reprimida de decir iba a terminar por extrangularme hasta las trompas de Falo opio.. (Esther Andradi, Berln, 1986)

Chau Pinela

Autor Andradi, Esther
Portada Ver portada
Editorial Ediciones Tigre De Papel
Año 1987
Idioma español
País Argentina

Andradi, Esther

1950, Ataliva, Argentina Licenciatura en Ciencias de la Comunicación en Ro sario, Argentina. En 1975 emigra al Perú donde trabaja como periodista, colabora Con diferentes periódicos, escri be para la revista "Caretas y publica "Ser mujer en el Perú junto con Ana María Portugal. Desde 1983 vive en Berlín Occidental como periodista independiente. "Chau Pinela" es su primer libro de relatos.

Información adicional

Peso 84 g