El museo de cera

Edwards, Jorge

El escritor chileno Jorge Edwards (1931) se ha convertido merecidamente en una de las voces más importantes de la literatura actual en castellano. Su carrera literaria, iniciada en 1952 con un libro de cuentos, El patio, ha alcanzado hitos tan importantes como su relato testimonial Persona non grata, que plantea los problemas existentes entre poder y literatura, enfrentándose valientemente a la mitología intelectual creada alrededor de Cuba. Escritor progresista y polémico, su obra tiene en Los convidados de piedra (1978) a una de las novelas más memorables sobre los entresijos de la traición, la responsabilidad y el olvido. La alegoría de El museo de cera, su última novela que consigue rescatar para la literatura los motivos del pensamiento involutivo parte de la supuesta existencia del Marqués de Villa Rica, figura que representa a toda una clase social tradicionalista. El narrador es un nosotros jóvenes contertulios del Club que se preguntan, fundando desde el inicio la ambigüedad literaria, si alguna vez existió el marqués o fue un sueño de sus memorias. Lo cierto es que ahora, tiempo indeterminado desde el que se cuenta, todo parece haber vuelto al orden, después de un periodo en el que el marqués y la revuelta tuvieron su protagonismo exacto. El marqués, excrecencia histórica que comparte un universo de televisores y helicópteros, mientras sale de su palacio en carroza, usa levita, se apuntala en un bastón con empuñadura de plata y es afrancesado, aparece tan alejado de la electrónica japonesa como de las chinganas y picanterías coloniales de la ribera.

Categoría:

Sinopsis de El museo de cera

El escritor chileno Jorge Edwards (1931) se ha convertido merecidamente en una de las voces más importantes de la literatura actual en castellano. Su carrera literaria, iniciada en 1952 con un libro de cuentos, El patio, ha alcanzado hitos tan importantes como su relato testimonial Persona non grata, que plantea los problemas existentes entre poder y literatura, enfrentándose valientemente a la mitología intelectual creada alrededor de Cuba. Escritor progresista y polémico, su obra tiene en Los convidados de piedra (1978) a una de las novelas más memorables sobre los entresijos de la traición, la responsabilidad y el olvido. La alegoría de El museo de cera, su última novela que consigue rescatar para la literatura los motivos del pensamiento involutivo parte de la supuesta existencia del Marqués de Villa Rica, figura que representa a toda una clase social tradicionalista. El narrador es un nosotros jóvenes contertulios del Club que se preguntan, fundando desde el inicio la ambigüedad literaria, si alguna vez existió el marqués o fue un sueño de sus memorias. Lo cierto es que ahora, tiempo indeterminado desde el que se cuenta, todo parece haber vuelto al orden, después de un periodo en el que el marqués y la revuelta tuvieron su protagonismo exacto. El marqués, excrecencia histórica que comparte un universo de televisores y helicópteros, mientras sale de su palacio en carroza, usa levita, se apuntala en un bastón con empuñadura de plata y es afrancesado, aparece tan alejado de la electrónica japonesa como de las chinganas y picanterías coloniales de la ribera.

El museo de cera

Autor Edwards, Jorge
Portada Ver portada
Editorial Bruguera
Año 1981
Idioma español
ISBN 8402078397
País Chile
Edad 18

Edwards, Jorge

Si Jorge Edwards alcanzó la celebridad con su relato testımonial Persona non grata, en el que por primera vez y dando pruebas de una valentía poco común alguien se entrentaba al mito intelectual de Cuba, no resulta menos ciertc que su narrativaque Comprende obras como Las máscaras y Los convidados de piedraes en estos momentos una de las más vigorosas de la lengua castellana. Prueba de ello es su última novela, El museo de cera, lúcida y festiva parábola del pensamiento involutivo, delirante universo de esperpentos y pesadillas.

Información adicional

Peso 250 g