El sol detrás del limonero

Pradelli, Ángela

Voy a escribir», se fija Angela Pradelli al leer las cartas que su abuelo escribía desde Burzaco a su familia que había quedado en Peli, un pequeno pueblo de la Emilia Romagna, esas cartas que estuvieron tanto tiempo guardadas como legado familiar y que, al convertirse en tiempo recobrado, hablan de la experiencia y del dolor planteando que se escribe para entender la vida. Pradelli se pregunta: «ide quién es esta voz/que dice/ lo que yo nunca podría?» Al traducir las cartas del origen, advierte: «Somos narrados, hablados por el lenguaje». El lenguaje de los hechos pero también el de la cosas, que adquieren, al ser pronunciadas, el sentido que a veces se le rehúye a quien escribe. El abuelo dicta y la nieta escucha. Escucha y traduce. Así compone El sol detrás del limonero, una historia bellísima que es a la vez íntima pero también social: la pobreza campesina, las guerras, el fascismo, la resistencia, la genealogía de una inmigración cuyo nombre es exilio. Su propósito se corresponde con una idea de John Berger: Los muertos, porque han vivido, no pueden permanecer inertes. Entonces, define Pradelli: Arte poética es la que tiene el papel como tierra y la birome como zapín. El sol detrás del limonero desciende en línea directa de El lugar del padre, aquel libro que era de cuentos pero, en su summa, Componían una novela. Ahora, en El sol detrás del limonero, Pradelli tensa otra vez el límite incierto entre narración y poesia: las prosas son pura poesía, y los poemas puro relato. La pureza, en este punto, tiene que ver con un modo del laconismo y la sobriedad, un estilo que sabe decir con pocas palabras, en voz baja, haciendo hablar al silencio. En ese limite incierto, en esta tierra, se trata de ahondar en una herida y, también, concederle la sutura. El eco de Antón Chejov y de Natalia Ginzburg palpita en las palabras escritas por urgencia y necesidad. Es que acaso hay otro modo de concebir un arte cuya cuestión central es la identidad? Guillermo Saccomanno

Categoría:

Sinopsis de El sol detrás del limonero

Voy a escribir", se fija Angela Pradelli al leer las cartas que su abuelo escribía desde Burzaco a su familia que había quedado en Peli, un pequeno pueblo de la Emilia Romagna, esas cartas que estuvieron tanto tiempo guardadas como legado familiar y que, al convertirse en tiempo recobrado, hablan de la experiencia y del dolor planteando que se escribe para entender la vida. Pradelli se pregunta: "ide quién es esta voz/que dice/ lo que yo nunca podría?" Al traducir las cartas del origen, advierte: "Somos narrados, hablados por el lenguaje". El lenguaje de los hechos pero también el de la cosas, que adquieren, al ser pronunciadas, el sentido que a veces se le rehúye a quien escribe. El abuelo dicta y la nieta escucha. Escucha y traduce. Así compone El sol detrás del limonero, una historia bellísima que es a la vez íntima pero también social: la pobreza campesina, las guerras, el fascismo, la resistencia, la genealogía de una inmigración cuyo nombre es exilio. Su propósito se corresponde con una idea de John Berger: Los muertos, porque han vivido, no pueden permanecer inertes. Entonces, define Pradelli: Arte poética es la que tiene el papel como tierra y la birome como zapín. El sol detrás del limonero desciende en línea directa de El lugar del padre, aquel libro que era de cuentos pero, en su summa, Componían una novela. Ahora, en El sol detrás del limonero, Pradelli tensa otra vez el límite incierto entre narración y poesia: las prosas son pura poesía, y los poemas puro relato. La pureza, en este punto, tiene que ver con un modo del laconismo y la sobriedad, un estilo que sabe decir con pocas palabras, en voz baja, haciendo hablar al silencio. En ese limite incierto, en esta tierra, se trata de ahondar en una herida y, también, concederle la sutura. El eco de Antón Chejov y de Natalia Ginzburg palpita en las palabras escritas por urgencia y necesidad. Es que acaso hay otro modo de concebir un arte cuya cuestión central es la identidad? Guillermo Saccomanno

El sol detrás del limonero

Autor Pradelli, Ángela
Portada Ver portada
Editorial La Gran Nilson
Año 2018
Idioma español
ISBN 9789874599872
País Argentina
Edad 18

Pradelli, Ángela

Angela Pradelli es escritoray profesora en Letras. Ha recibido distintos premios, entre ellos: Premio Emecé, Premio Clarín, Premio Municipal de Novela y de Ensayo, Premio al Mejor Libro de Educación 2010/2011. Ha dado conferencias y talleres de escritura en distintas ciudades del país y también del exterior, como Génova, Ginebra, Zúrich, Nuremberg, Zofingen, Berna, La Habana, Caracas, Ber lín, Osorno, Guadalajara, Los Ángeles y Shanghai. Publicó los siguientes Libros: Las cosas ocultas (1996), Ami gas mias (2002), Turdera (2003), El lugar del padre (2004), Libro de lectura (2006), Combi (2008), Un día entero (2008, 2018), La búsqueda del lenguaje (2011), El sentido de la lectura (2013), En mi nombre. Historias de identidades restituidas (2014). Ha sido traducida al alemán y al inglés y, en parte, al italiano y al francés. Fue escritora residente en Italia, Suiza, Estados Unidos y China. En 2016 participó en Génova del XXII Festival Internazionale di Poesia Parole Spalacante.

Información adicional

Peso 208 g