Los muertos siempre pierden los zapatos

Argemí, Raúl

En una carretera de la Patagonia Argentina se produce un tiroteo entre la policía y un grupo de delicuentes: un suceso violento como tantos otros que se han venido repitiendo en aquellas carreteras. Pero lo que podría ser el sangriento final de una banda de criminales será el principio de un rosario de misteriosos asesinatos. Con un ritmo que se acelera página a página, Los muertos siempre pierden los zapatos trata de la soledad, la lealtad, la amistad y la muerte, en un clima de corrupción política y violencia. Concebida como un homenaje a dos géneros de distintas épocas la novela por entregasy el cine de acción, esta segunda novela de Raúl Argemí aúna la tradición de los clásicos del género negro con la más rabiosa actualidad de la sociedad Argentina, y se hizo merecedora del XXI Premio de Novela Felipe Trigo.

Categoría:

Sinopsis de Los muertos siempre pierden los zapatos

En una carretera de la Patagonia Argentina se produce un tiroteo entre la policía y un grupo de delicuentes: un suceso violento como tantos otros que se han venido repitiendo en aquellas carreteras. Pero lo que podría ser el sangriento final de una banda de criminales será el principio de un rosario de misteriosos asesinatos. Con un ritmo que se acelera página a página, Los muertos siempre pierden los zapatos trata de la soledad, la lealtad, la amistad y la muerte, en un clima de corrupción política y violencia. Concebida como un homenaje a dos géneros de distintas épocas la novela por entregasy el cine de acción, esta segunda novela de Raúl Argemí aúna la tradición de los clásicos del género negro con la más rabiosa actualidad de la sociedad Argentina, y se hizo merecedora del XXI Premio de Novela Felipe Trigo.

Los muertos siempre pierden los zapatos

Autor Argemí, Raúl
Portada Ver portada
Editorial Algaida
Año 2002
Idioma español
ISBN 9788484332039
País Argentina
Edad 18

Argemí, Raúl

RAÚL ARGEMÍ nació en 1946 en La Plata. Actor, director y autor teatral en su juventud, participó en la lucha contra la dictadura desde 1969 hasta 1974, en que fue detenido y permaneció diez años encarce lado, dos de ellos en los llamados pabellones de la muerte. En esa época retornó a la escritura como forma de huida, y comenzaron sus colaboraciones en prensa que al salir de prisión lo llevarían a ser jefe de la sección de cultura y director de Claves, en Buenos Aires, así como colaborador en la edición Cono Sur de Le Monde Diplomatique. En 1986 se incorporó al diario Río Negro, en la Patagonia Argentina, aunque colaborando con otras publicaciones de Buenos Aires y realizó información cultural en radio y televisión. En 1997 publicó su primera novela, El Gordo, el Francés y siguió el Ratón Pérez. Se trasladó a España en 1999, y tras residir algunos años en Alicante, actualmente vive en Barcelona. Con Los muertos siempre pierden los zapatos ha obtenido el XXI Premio Felipe Trigo de Novela.

Información adicional

Peso 570 g