Mi niña veneno en el jardín de las baladas del recuerdo

Tilsa Otta

10,00

A Tilsa Otta hay que leerla entera, porque la suya es una obra única, llamativa, distinta a todas las demás. No hay una línea de lo que Tilsa escriba que no deba ser leída. Es lista, original, juguetona, brillante, dulce, sagaz, ágil, liviana, colorida y rica en sentidos. La suya es una poesía que está ahí, a la vista de todo, pero que además revela algo que viene de algún otro lado. ¿Cómo lo hace? A Tilsa hay que leerla y releerla, estudiarla, tratar de entenderla y resignarse a ser envuelto por su energía misteriosa. Celebremos, no muy a menudo se tiene el privilegio de ser contemporáneos de una de las más grandes poetas de nuestra lengua. Con Tilsa nos pasa eso.

Mariano Blatt


me gustaría averiguar
cómo entraste a mi casa-

corazón,
porque no tiene puertas ni ventanas,
de casa sólo tiene
las luces apagadas.
me pregunto cómo tú.
y mientras más pienso en ello
menos entiendo otras cosas.

OPORTUNIDADES DE NEGOCIO

al ver mi nombre en los encabezados de los diarios
me pregunté: qué pasa.
las oportunidades de negocio empezaron a llover
con la rapidez
de un perro tras las llantas de una moto en movimiento.
como cuando la electricidad
es la noticia del día.
todo esto hasta que comprendí
que los versos no forman parte del currículum pero
los párpados
están en mis planes siempre y cuándo?
entonces las palomas se apropian de una casa y aletean
hasta que las paredes se vuelven viento a causa de
la mimetización.
aquella que nos seduce cuando es de noche
y los divertimentos
se vuelven oscuros con estrellas de café
y lunas de miel.
para inaugurar el Curso Tradicional de los Acontecimientos
al nivel avanzado del mar.

la locura suele ir a mi gran salón.
yo la maquillo y le pongo chapitas,

así no la reconocen
cuando sale a matar.
–le he echado ojo a alguien–
revela salerosa
sin darme un nombre.
al término de cada sesión
me invita a cenar.
yo la miro a través del cristal.
es cierto,
después de acudir a mí
parece otra.

CÁLCULOS Y PARALELOS
(72-36=36, 36-18= 18, 28/2 = 14)

un hueso carcomido por el tiempo,
las polillas y su propio peso
cae al suelo.
mi ventana atisba un desahuciado paisaje
y una tonta reflexión:
si 18 es la mayoría de edad
hay que vivir menos de 36 años.


Tilsa Otta Vildoso nació en Lima, Perú, en 1982. Es autora de libros de poemas, cuentos, cómic, poesía para niños, novela y biografía. También es realizadora audiovisual.
Mi niña veneno en el jardín de las baladas del recuerdo, su primer libro, se publicó en Perú en 2004. Esta es su primera edición argentina.
Publicó, además, los poemarios Indivisible (Álbum del Universo Bakterial, 2007), Antimateria: Gran acelerador de poemas (Neutrinos, 2014) y La vida ya superó a la escritura (Juan Malasuerte, 2018), el libro de cuentos Un ejemplar extraño (Solar, 2018), el cómic VA, en coautoría con Rita Ponce de León (Contexto, 2017), el libro de poesía para niños Ideario: Ejercicios para imaginar y jugar (Penguin Random House, 2019), la novela Lxs niñxs de oro de la alquimia sexual (Penguin Random House, 2020) y la biografía Pepe Villalobos: El rey del festejo, en colaboración con Vicente Otta R. (Horizonte, 2021). Bajo el título The purity of air fue publicada en Inglaterra una antología de sus cuentos (Perrito House, 2020).

www.tilsaotta.com

👉 CONSULTA DISPONIBILIDAD

Mi niña veneno en el jardín de las baladas del recuerdo

Autor Tilsa Otta
Portada Ver portada
Editorial Neutrinos
Idioma español
ISBN 9789874430175
Año 2021
Género Poesía
Páginas 93