Valer la pena

Gelman, Juan

Serenidad, como lo que sobreviene a la asunción de la derrota exterior (derrota de las ideas que siempre pugnan por resurgir en su capacidad de ver, antes que nada, un mundo solidario, habitable), es la dimensión que habita estos textos de Juan Gelman. Y el sustrato del amor, amor a la mujer, como único espacio desde donde hablar, ese amor que se transtigura en esperanza, en esperanza contra toda evidencia: clarividencia, el poder abrir un claro en la oscuridad presente. El poder que habita este librob no es nuevo en la poesia de Gelman: sus textos abrieron siempre un espacio luminoso en la posibilidad siempre insuficientedel decir, claro en la oscuridad sistemática del orden del mundo, en apuesta por la también clara posibilidad de ser hombre no sólo latinoamericanoy de levantar, una vez más, la solidaridad como realidad. Potencia de la solidaridad todavía latente, hay un habrá que insiste en la poesía de Gelman. Poesía que no se olvida desde sus inicios a estas páginas de hoysino que redimensiona la memoria en su calidad de porvenir. Esa memoria, que supone la asimilación del dolor humano como condición de sobrevivencia, no es una emergencia en la poesía de Gelman; estuvo ahí como condición ética del decir poético desde Gotán Relaciones, Citas y comentarioso Incompletamente. Condición, esa memoria que se redistribuye generosamente en el espacio del poema como en los intersticios de la conciencia del lector, de un lugar insoslayable para el hombre que por la palabra pero en el mundo podrá, sin duda, ser.

Categoría:

Sinopsis de Valer la pena

Serenidad, como lo que sobreviene a la asunción de la derrota exterior (derrota de las ideas que siempre pugnan por resurgir en su capacidad de ver, antes que nada, un mundo solidario, habitable), es la dimensión que habita estos textos de Juan Gelman. Y el sustrato del amor, amor a la mujer, como único espacio desde donde hablar, ese amor que se transtigura en esperanza, en esperanza contra toda evidencia: clarividencia, el poder abrir un claro en la oscuridad presente. El poder que habita este librob no es nuevo en la poesia de Gelman: sus textos abrieron siempre un espacio luminoso en la posibilidad siempre insuficientedel decir, claro en la oscuridad sistemática del orden del mundo, en apuesta por la también clara posibilidad de ser hombre no sólo latinoamericanoy de levantar, una vez más, la solidaridad como realidad. Potencia de la solidaridad todavía latente, hay un habrá que insiste en la poesía de Gelman. Poesía que no se olvida desde sus inicios a estas páginas de hoysino que redimensiona la memoria en su calidad de porvenir. Esa memoria, que supone la asimilación del dolor humano como condición de sobrevivencia, no es una emergencia en la poesía de Gelman; estuvo ahí como condición ética del decir poético desde Gotán Relaciones, Citas y comentarioso Incompletamente. Condición, esa memoria que se redistribuye generosamente en el espacio del poema como en los intersticios de la conciencia del lector, de un lugar insoslayable para el hombre que por la palabra pero en el mundo podrá, sin duda, ser.

Valer la pena

Autor Gelman, Juan
Portada Ver portada
Editorial Ediciones Era
Año 2001
Idioma español
ISBN 9789684115330
País Argentina

Gelman, Juan

Juan Gelman (Buenos Aires, 1930) ha publicado, entre otros libros: Velorio del solo (1961), Gotán (1962), Los poemas de Sidney West (1969), Relaciones (1973), Notas (1979), Citas y comentarios (1979), Carta abierta (1980), Hacia el sur (1982), Salario del impio (1982), Anunciaciones (1985), Dibaxu (1985), Carta a mi madre (1987), Incompletamente (1995), Tantear la noche (2000). Juan Gelman recibió en el año 2000 el Premio de Literatura Latinoamericana y del Caribe Juan Rulfo.

Información adicional

Peso 196 g